• quinterorodimil

Mejora tu experiencia, ¡usa tus manos!


En Gru Grú nos encanta recomendarte comer el sushi con las manos... Pero ¿por qué?

Comencemos con el origen del sushi.

Hace mucho tiempo (en el siglo IV a. C.), en Asia, usaban un método para conservar el pescado por más tiempo: lo guardaban en arroz durante meses, permitiendo que el arroz fermentara el pescado lentamente y se mantuviera prácticamente crudo. Este tipo de sushi era llamado nare-zushi, se comían el pescado, pero el arroz lo desechaban.

Más tarde, en el siglo VIII, los japoneses adoptaron su propia forma de consumir el sushi, comiendo el pescado y el arroz juntos, llamado seisei-zushi.

¿Qué es lo que provocó que el sushi llegara a América?

Para el siglo XIX, el sushi ya se consumía con pescado fresco y alga, llamado nigiri-sushi; el cual se vendía en Tokio en food trucks. En 1923, con el Gran Terremoto de Kanto, Tokio quedó tan afectado que los chefs del sushi no podían solventarse, provocando que comenzaran a esparcirse por todo Japón y provocando también que surgieran nuevas variantes del sushi. Se expandió tanto, hasta llegar a nuestro país, gracias a las primeras migraciones de los japoneses durante la Colonia. Entre los años 60 y 70 fue cuando el sushi comenzó a abrirse paso en nuestro país, gracias a algunos de los restaurantes que comenzaron a fundarse en la Ciudad de México.

Por supuesto el sushi terminó por mezclarse con nuestra gastronomía y diferentes formas de consumirlo comenzaron a surgir también. Muchos piensan, por ejemplo, que la forma correcta y propia de comerlo es con palillos, sin embargo, en muchos restaurantes de Tokio esto no es una regla estricta.

Y como en Gru Grú nos gusta mostrar esa mezcla cultural, te invitamos a comer el sushi como solo nosotros disfrutamos de los tacos: ¡con las manos! Esto te permitirá también sostenerlo mejor y disfrutarlo con diferentes sentidos: el gusto, la vista y el tacto; ya que el alga, la hoja de soya, la hoja de arroz y los ingredientes del centro, con los que creamos los rollos, te permitirá completar esa experiencia única de texturas y colores.

Tampoco dejamos de lado el cuidado al medio ambiente, por lo que evitamos el desperdicio de palillos tanto en entregas a domicilio como dentro del restaurante.

¡Ven a Gru Grú y anímate a decirle adiós a los palillos!

53 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo